lunes, 11 de marzo de 2013

Hoy decidí recordar viejas lecciones

Es altamente probable que ya haya escrito esto alguna vez, Pero hoy decidí recordar.

Recuerdo que cuando estaba en la universidad pensaba que todo era el conocimiento que uno adquiría, claro, que estudiante no lo piensa hasta que hace practicas o trabaja y se da cuenta que no importa cuanto te esfuerces, es un buen punto de partida, pero el trabajo exige mas de lo que jamás podrán enseñarte en la universidad.

Entonces en ese momento pensé que todo era la inteligencia que tuvieras para arreglártelas con lo que sabes ante los problemas… Y viví con esa premisa un buen tiempo.

Pero solo con inteligencia, el buen google y algo de sentido común se puede sobrevivir, pero es eso sobrevivir, es complicado avanzar. Un día un buen amigo completo mi teoría al decirme algo como “Pero es simple, no es lo que sepas o algo así, es la actitud con la que enfrentas las cosas…”

Nada mas cercano a la verdad, hasta ahora pienso que puedes no ser la persona mas inteligente del mundo, pero si intentas lo suficientemente fuerte te darás cuenta que el esfuerzo supera el talento (O inteligencia, como quieran llamarlo).

La constancia y el esfuerzo son cualidades complicadas en el mundo de hoy, lleno de distracciones, cambios y tendencias… Modas mas pasajeras que las aves que vuelan por la ventana. Por eso siempre odio aprender cosas que si bien están muy de moda y se piden mucho, son pasajeras, prefiero centrarme en cosas universales, duraderas, fundamentos y no ir al detalle, claro siempre que mi posición me lo permita, y claro también a veces es divertido remangarse la camisa y meter las manos al barro Guiño jajaja.

 

En fin estimado lector, heme aquí, de vuelta al barrio

 

Un abrazo!